Baby is moving, Baby is moving!!!

A partir del cuarto mes, este tema del embarazo ha alcanzado un nuevo nivel de experiencias. Para mí, casi todas buenas, para TJ unas buenas y otras no tan expectaculares. Algo bueno tiene que tener esto de no ser quien siente al bebé crecer en sus entrañas 🙂

Finalmente, después de la gran espera de los tres primeros meses y de ver cómo la cintura de TJ cambia para hacer espacio al creciente bebé (por suerte, la cintura no es lo único que ha crecido por el embarazo 😉 ) para el cuarto mes TJ ya tenía una barriga de tamaño decente y un porte de futura mamá, usando toda la ropa maternal y demás.

Una de las cosas más maravillosas del cuarto mes fue cuando Bebé comenzó a moverse, pero como era muy pequeño TJ solo podía sentir burbujas moviéndose en su barriga. Eventualmente, Bebé comenzó a moverse más y más, especialmente cuando TJ y yo estábamos cenando o mientras veíamos tv en la noche.

Por supuesto que cada vez que TJ saltaba en su asiento diciendo “Baby is moving, Baby is moving!!!” (“¡¡¡Bebé se está moviendo, Bebé se está moviendo!!!”) yo trataba de poner mi mano en donde ella sentía a Bebé a ver si capturaba algún movimiento, pero nada y la envidia me crecía cada vez más…

Entonces llegó el quinto mes y, con él, más barriga y más movimiento. Esta vez los movimientos eran más fuertes y TJ podía sentir mucho más movimiento que solo burbujas, ahora los movimientos eran más prolongados y más “sólidos”, pero todavía nada de nada que yo podía sentirlos.

No tengo que decirles que me estaba empezando a sentir un poco frustrado porque por fin TJ estaba mostrando la barriga que tanto había estado esperando y que por fin dió un nuevo nivel de realidad al embarazo pero yo aún no podía sentir al bebé y las ganas me estaban comiendo vivo.

Hace dos semanas, cerca del 20 de Enero, como a eso de las 8:15 PM, TJ y yo estábamos viendo TV y durante los comerciales, algo le dije a TJ sobre la película y de repente TJ dice “Baby is moving, look at my belly!” (¡Bebé se está moviendo, mírame la barriga!).

La barriga le estaba saltando, como si tuviera una especie de pulso, así que le puse la mano en la barriga y sentí como Bebé pateaba o golpeaba o, sea lo que sea, se movía -De solo pensarlo se me pone la piel de gallina.

No sé cómo describir la sensación, pero fue tremendo y, una vez más, me eché a llorar (me estoy dando cuenta de que he estado llorando muy a menudo durante este embarazo, espero que no sea una condición permanente) y pensaba para mí mismo ¡es verdad, mi bebé se está moviendo! Si las cosas son como dice mi hermana (que está por dar a luz en unos 10 días) y esto no es más que el comienzo de las emociones que voy a sentir durante este embarazo, mejor me chequeo el corazón, no me vaya a dar un infarto uno de estos días 🙂

Anuncios